tcc

TCC, que gestiona el transporte comarcal de la comarca de Pamplona, buscaba una solución para potenciar su RSE y además cumplir la denominada ley LISMI, que obliga a contratar personas con discapacidad a las empresas de más de 50 trabajadores. Al tratarse de un servicio como el de conducción, buscaba personal responsable y un servicio personal. Nada de complejos trámites y formularios. Y es lo que encontró en Avanza, que ya le ha proporcionado personas para conducir los autobuses urbanos.

La empresa opina:

“Avanza nos pone en contacto con personas con discapacidad que pueden llevar a cabo este trabajo y nos permite hacer una labor de RSE que de otra forma sería muy complicado realizar”